30 ago. 2010

El contacto da presencia


"El contacto da presencia". Una frase escuchada y pasada a otros, en tantas clases, cuando la propuesta de recorrer la piel con la caña de bambú, enmarcaba objetivos como estimular los receptores de la envoltura del cuerpo, delimitar la forma corporal y despertar zonas dormidas.

La piel es un órgano que nos envuelve por completo y aloja al sentido del tacto. Este se estimula en la interrelación con personas y objetos que nos rodean. De este modo se actualizan los límites de nuestro cuerpo y nos identificamos más claramente con nosotros mismos.

El contacto estructura nuestro cuerpo. En el contacto conciente (Eutonía) hay otro tipo de intercambio. Se traspasa la "frontera" de la piel y se logra influír más que con el tacto sobre el tono muscular, la circulación y el metabolismo. En las clases se busca el contacto conciente de los pies con el piso por ejemplo. De esta manera se profundiza el rítmo respiratorio, se desechan tensiones musculares excesivas y se llega al punto de inicio para el trabajo.

Hay una aptitud inconciente de contacto innata y se expresa primero a través de las relaciones madre-hijo. Venimos a este mundo sabiendo: "soltar el peso", "adecuarnos al tono" de otros y de las circunstancias, "hacer contacto a la distancia" a través de la mirada, sentirnos sostenidos por esa mirada, registrar y expresar la alegría que nos provoca el contacto físico. En la evolución infantil la primera etapa es de confusión con el cuerpo del otro. Luego a partir de la experiencia va adquiriendo su identidad corporal.
En las clases se actualiza la historia personal con respecto al contacto físico. Puede aparecer el rechazo, la inhibición, la confusión con el otro, el alivio y la alegría. A partir del aprendizaje una persona puede entrar en contacto conciente con otra sin confundirse ni perder su identidad. El contacto es la vía primordial del intercambio afectivo sobre todo en la etapa pre-verbal.

Cuando hablamos de la presencia que da el contacto, nos referimos a esa presencia que emana del cuerpo, de los gestos y de la mirada. También de una actitud relajada y expectante a la vez como muestra de una persona en constante diálogo y debate.
A cuenta de esto les dejo.....



De que nada se sabe

Jorge Luís Borges

La luna ignora que es tranquila y clara
y ni siquiera sabe que es la luna;
la arena, que es la arena. No habrá una
cosa que sepa que su forma es rara.
Las piezas de marfil son tan ajenas
al abstracto ajedrez como la mano
que las rige. Quizá el destino humano
de breves dichas y de largas penas
es instrumento de otro. Lo ignoramos;
darle nombre de Dios no nos ayuda.
Vanos también son el temor, la duda
y la trunca plegaria que iniciamos.
Qué arco habrá arrojado la saeta
que soy? Que cumbre puede ser la meta?



Propuestas de trabajo en setiembre:

Clases individuales.
Trabajo personalizado.

En mi casa. En el Pque Rivadavia
Caballito. CABA
Horario y arancel a convenir.


Taller de Expresión Corporal. La voz

Grupales

Martes a las 15:30.

Sensopercepción. Comunicación. Creatividad
El cuerpo en movimiento + la puesta de conciencia.
Una sóla línea (columna vertebral) que una las tres cavidades (protección) y sus significaciones: cabeza, tórax y pelvis.

El alivio de la integración.

La alegría de la expresión. Las vías de la comunicación.


En Arteadentro. Virrey Liniers esq. Moreno
.

Duración: 1 hora y media.



.
Grupo a las 19:00. ( A confirmar). Días miércoles en Arteadentro.
A partir de setiembre.
Inscripción previa.




Cris Soloaga
156 685 3926
4903-0722