27 ago. 2013

A jugar! Creatividad, liberación de tensiones y diversión. Sirve para la integración y la re-creación.

La semana que pasó tanto en los grupos Expresión Corporal-Danza como en el Entrenamiento en movimiento y voz  del elenco teatral de Aurium recurrimos al juego como puente, recurso y actividad principal del encuentro. Vale la pena recordar algunas ideas escritas sobre el juego que no servirán a darle la real importancia que tiene.  

El juego es libre en el sentido en que no nos obliga. Aparece separado de la realidad con un espacio y un tiempo que son propios del juego. Es de desarrollo incierto, no se puede prever su desenlace. Es improductivo porque no da bienes ni servicios y la regla se va armando a medida que el juego transcurre. Y naturalmente es una ficción.
-La combinación de datos de la fantasía y la realidad es lo que produce placer. Ortega decía que el juego es un divertimento en el sentido de que es la otra versión de la realidad donde el sujeto encuentra el placer que no encuentra en la realidad...¡Ah se me olvidaba!, en el juego se valora el proceso.
-Huizinga dice que el juego tiene una cualidad altísima de premonición. Digamos que se juegan escenas que luego van a suceder en la realidad. No es algo loco ni misterioso, ni mágico.
-¿ Qué le sucede al adulto que no juega?.- Pierde la posibilidad de enriquecer sus respuestas a la realidad. Al jugar, damos permiso a los fantasmas y abrimos la propia caja de resonancia de las escenas internas. Así actúa el pensamiento imaginario: uno saca a la bruja, ella trae a la madrastra, ésta a la abuelita y se pone en movimiento todo ese mundo de ficciones desde las cuales, aunque no lo sepamos, también se construye todos los días nuestra conducta.
El juego pone de manifiesto la necesidad de reír, de disfrutar de una actividad, de celebrar la convivencia y el encuentro. Estas acciones forman parte de nuestra vida cotidiana, de nuestro diario vivir como pueblo, es lo que entendemos como cultura popular: es espacio plural desde el cual vamos construyendo, reforzando, socializando las nuevas relaciones que queremos vivir.
-¿Qué sugiere la palabra juego?

Entre otras cosas, que


ayuda a la creatividad, que libera tensiones, que es divertido, que sirve para integrarse, finalmente puede resumirse en actividades que permiten la re-creación. (Hilda Cañeque)