31 may. 2013

El juego es cosa seria

Muchas veces, por mi formación, integro en los talleres de Expresión Corporal . Recursos Expresivos las técnicas de "juego" para lograr objetivos en cuanto al movimiento, la voz, la creatividad y la comunicación.

Modelos de comportamiento que forjamos en la adultez nos hace ver las propuestas de juego con desvalorización como "cosa de niños", como que ya no nos interesan ni competen. Por eso les dejo este texto de Hilda Cañeque. Licenciada en Psicología y en Ciencias de la Educación (U.B.A.). Fundadora de “Hilda Cañeque Consultora de Creatividad

  • -El juego es el ejercicio más potente que el  hombre puede hacer  de su libertad.
    Ortega y Gasset decía que es la única actividad en la que el hombre puede experimentar hasta su propia muerte.
    -La Rayuela es un juego que he visto en plazas de todo el mundo y que tiene 4000 años, originalmente se jugaba por la necesidad de hacer el tránsito de la tierra al cielo (de la vida a la muerte). Saltamos hasta llegar al cielo y retornamos de la muerte con una visión diferente de la que teníamos al comenzar. Primero se jugaba con la cruz egipcia y con la llegada del cristianismo la rayuela se empezó a jugar con un esquema que es como de templo. Están en el pasillo las dos naves y el altar. Esa es la manera en que las sociedades eligieron enseñar como se podía quitar la sensación de muerte a partir de un juego.
    -El juguete cuanto menos estructurado está, mejor permite usar la imaginación y el deseo. Una sábana es mucho mejor juguete que una muñeca Barbie.
    - El juego es libre en el sentido en que no nos obliga. Aparece separado de la realidad con un espacio y un tiempo que son propios del juego. Es de desarrollo incierto, no se puede prever su desenlace. Es improductivo porque no da bienes ni servicios y la regla se va armando a medida que el juego transcurre. Y naturalmente es una ficción.
    -La combinación de datos de la fantasía y la realidad es lo que produce placer. Ortega decía que el juego es un divertimento en el sentido de que es la otra versión de la realidad donde el sujeto encuentra el placer que no encuentra en la realidad...¡Ah se me olvidaba!, en el juego se valora el proceso.
    -Huizinga dice que el juego tiene una cualidad altísima de premonición. Digamos que se juegan escenas que luego van a suceder en la realidad. No es algo loco ni misterioso, ni mágico.
    -¿ Qué le sucede al adulto que no juega?.- Pierde la posibilidad de enriquecer sus respuestas a la realidad. Al jugar, damos permiso a los fantasmas y abrimos la propia caja de resonancia de las escenas internas. Así actúa el pensamiento imaginario: uno saca a la bruja, ella trae a la madrastra, ésta a la abuelita y se pone en movimiento todo ese mundo de ficciones desde las cuales, aunque no lo sepamos, también se construye todos los días nuestra conducta.
    El juego pone de manifiesto la necesidad de reír, de disfrutar de una actividad, de celebrar la convivencia y el encuentro. Estas acciones forman parte de nuestra vida cotidiana, de nuestro diario vivir como pueblo, es lo que entendemos como cultura popular: es espacio plural desde el cual vamos construyendo, reforzando, socializando las nuevas relaciones que queremos vivir.
    -¿Qué sugiere la palabra juego?
    Entre otras cosas, que ayuda a la creatividad, que libera tensiones, que es divertido, que sirve para integrarse, finalmente puede resumirse en actividades que permiten la re-creación.

    El juego se fundamenta en sus propias leyes y estas son inamovibles, quebrantarlas significa que el juego se desplome, que deje de haber juego.
    En cuanto a su aspecto formal se puede considerar el juego como una acción libre que se halla al margen de la vida cotidiana, pero que aún así puede absorber totalmente al jugador sin que ello implique interés material u obtención de utilidades



28 may. 2013

Instrucciones para subir una escalera. Julio Cortázar

La  entrada anterior sobre la danza del caminar resonó en este texto de Cortazar que me mandara mi alumna Naty.




Instrucciones para subir una escalera
     Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se situó un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.
   Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).
   Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

27 may. 2013

La danza del caminar




Nos proponemos sentir el impulso en cada paso. Avanzar. Rallentar la velocidad todo lo necesario para poder percibir el mecanismo.Tener clara la dirección para no malograr ese nuevo inicio. Esa intención de andar, de dejar el suelo atrás. 

Aumentamos la velocidad, el piso se trasforma en una cinta que rueda bajo los pies, el impulso cada vez es más claro. Estamos trotando, algunos corren.


El espacio se trasforma, por momentos se llena, por momentos se vacía. Todos conectados con el piso sobre el cuál nos impulsamos en cada paso. Todos conectados ente sí. Algunos se detienen, aminoran la marcha, se desplazan juntos, otros solos.

Adónde nos llevó esta caminata: a una ciudad que devora?, a un campo inmenso? a sentirnos acompañados?, al calor del otro a través del contacto?



Seguimos con los talleres: Expresión Corporal- Danza. Recursos Expresivos
MIércoles de 15 a 16:30 . La Huella . Bulnes 892. Almagro
Miércoles de 19:15 a 20:30 en Aurium. Lacroze 2823. Colegiales.
Jueves de 17:00 a 18:00. La Huella. Bulnes 892. Almagro



Las canciones en el cuerpo

Viernes de 17:30 a 19:00 en Aurium Lacroze 2823. Colegiales
Me acompaña Magdalena López. (música e instrumentista)






Cristina Soloaga
    
La Huella. Bulnes 892. Almagro. CABA
Aurium  Av. Federico Lacroze 2823. Colegiales. CABA. 4554-4407
15 66 85 3926
2065-9525
http://www.alternativateatral.com/persona50671-cristina-soloaga