3 sep. 2012

En La Luna. Charlas de madrugada

Algunos de los temas que charlamos en La Luna Am 1140, en el programa radial que conduce Graciela Berchesi, llamado Una Mirada Singular.Domingos de 00:30 a 4:00.  Hablamos de lo corporal y, a partir de la consulta de una oyente, hablamos del lugar de la sexualidad en una relación que comienza en personas de más de 50 años.

Intercambiamos acerca de los cambios tan importantes que han habido en torno a las relaciones sexuales. Y cómo se  necesita  revisar cómo cada uno vive su sexualidad, como cada uno  puede sintetizar lo que necesita de otro: sexo, ternura, amor, establidad, etc. Desde los años 60 se vienen dando cambios que ubican al hombre y a la mujer en lugares diferentes con respecto a su manera de inter-relacionarse. De acuerdo a la etapa de la vida las necesidades son diferentes.

Según la OMS la sexualidad es una dimensión fundamental del hecho de ser humano. Basada en el sexo , incluye el género, identidades de sexo y género, orientación sexual, erotismo, vínculo emocional amor y reproducción. La expresamos en forma de pensamientos, deseos, creencias, actitudes, prácticas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos y espirituales.





Las expresiones de la sexualidad como la influencias que recibe van variando con el paso del tiempo.Está circunscripta por un contexto histórico-cultural que se interrelaciona con la vida individual.

Desde la Expresión Corporal-Danza  aportamos la educación perceptiva para  volver a relacionarnos con nuestro cuerpo despertando sensaciones, escuchando necesidades, re apropiándonos de zonas corporales que por distintas razones están dormidas o prohibidas. Aportamos la posibilidad del contacto físico, del trabajo con la mirada, actualizando la escala de valores sobre las distintas zonas del cuerpo dependiendo de sus funciones, carga erótica, etc.Proponemos la danza para experimentar en el cuerpo las distintas calidades de movimiento que ocupan el espacio entre los conceptos de masculino y femenino.


En definitiva: re-apropiarnos de nuestro cuerpo integro para dar la posibilidad de que necesidades tales como el deseo de contacto, intimidad, expresión emocional, placer, ternura y amor tengan su satisfacción. Equiparar la necesidad de reproducción a la necesidad de placer. Especialmente las mujeres, por el rol que han cargado durante largos períodos en el desarrallo de las sociedades humanas.





No hay comentarios.: