15 jun. 2012

Explorando la pelvis. La nuestra



EL PODER Y LA PELVIS

La pelvis es una de las estructuras óseas más importantes. No solo contiene gran parte de nuestros órganos, sino que conforma el centro de masa del cuerpo y está rodeada por los músculos más poderosos. Participa de manera fundamental en la mayoría de los movimientos y acciones que desempeñamos y es la base de nuestro poder.

Los músculos más poderosos del cuerpo están en el piso de la pelvis. Además, para muchas culturas, en la cavidad pélvica se aloja el chi, el ki, la energía de vida. Al conectarnos con esos músculos, aprender a usarlos, y a la vez flexibilizar la pelvis, conectamos con más de nuestra energía y poder.

Una buena organización de la pelvis, en donde ésta despliegue todo su potencial, trata y elimina problemas de espalda baja, caderas y rodillas, entre otros

Al hacer conscientes las articulaciones, la movilidad y la fuerza de la pelvis, nuestros movimientos se hacen más armoniosos, elegantes y efectivos, y a la par nos apropiamos de una sensación de unicidad, de estar enteros en cada cosa que hacemos, incorporando nuestro poder en la acción.


LIBERACIÓN DE LA ENERGÍA VITAL

Cuando las tensiones en esta región se vuelven habituales, afectan nuestra energía vital, y nos sentimos fatigados, sin ánimo de hacer cambios positivos en nuestra vida y mucho menos con ganas de mejorar nuestro aspecto físico. Liberar estas tensiones ayuda a recuperar la cadena de las funciones motivadoras de la creación en todas sus posibilidades, recuperando las ganas y fuerzas para construir la vida que queremos vivir, recobrando la capacidad de soñar y emprender las acciones para cristalizar nuestros sueños.

Las culturas latinas, africanas y árabes están ligadas por un simbolismo de fertilidad representado en sus danzas tradicionales antiguas, que rescataban las funciones no sólo de reproducción masculina y femenina, sino su relación con la productividad en la tierra a través de movimientos pélvicos. Esto permitía abrir los canales de energía creativa, que conectan con la capacidad de cada ser humano, para crear y comprometerse con su entorno. En la región pélvica están órganos de importancia vital, como los que participan en la limpieza del organismo, la digestión y la procreación.

Por eso te invitamos a conocer, mover y fortalecer la pelvis a través del movimiento consciente, para recuperar tu energía vital.


 

No hay comentarios.: